Leí La bruja, la espada y la hija del Herrero, y esta, es mi opinión.

Antes que nada, debo agradecer a la autora, Lidia Castro, por regalarnos una protagonista fuerte, decidida y audaz. Pero además, esos personajes que hacen crecer en ella, esa fuerza y seguridad que la caracteriza y la hacen que se convierta en una mujer grande a pesar de su corta edad.

Se trata de la joven hija de un herrero que vive en la época medieval, con una familia pequeña y una promesa de matrimonio arreglada. Simplemente no es feliz con su vida. Pero esto cambia cuando una “bruja” le pide al padre de la chica, una espada especial que no recoge cuando está terminada, la protagonista hace uso de ella y descubre dentro de sí  misma, a la chica que realmente quiere ser. Así que la bruja la invita a ir al futuro a pelear contra alienígenas y ella decide aceptar. Sé que suena una locura, pero el libro te atrapa.

Una de las cosas que más me encantó, es que cuando se le presenta la oportunidad de cambiar su vida, no teme dejarlo todo atrás, sabe que será duro pero se lanza a lo desconocido y va a conquistar su destino (una gran lección). Movida por desatar toda esa energía que llevaba reprimida, logra descubrirse y construirse a sí misma.

El cambio es bastante drástico, pero ella no solo se mantiene de pie, sino que explora y explota sus capacidades para salvar a la humanidad y a otras razas.

De verdad que a mí me ha encantado esta historia;  te lleva del pasado al futuro, y además con una fuerte protagonista. Claro, también tiene personajes secundarios que no pasan desapercibidos, la autora logra que te imagines cada detalle.

Confieso que llore a mitad y a final del libro, pero no se asusten, que yo lloro leyendo las instrucciones de una sopa instantánea.

Se los recomiendo enormemente, si aún no lo tienen, les dejo el link de compra; y si ya lo tienen y está en lista de espera, apresuren el paso, porque seguro les va a encantar.

Anuncios