Tirada en mi cama 

Tirada en mi cama no me quiero levantar, estoy tan a gustito escuchando la lluvia llegar.

Sus gotas divertidas me dan concierto en la ventana, chocando y resbalando tan precisas y exactas.

Tirada en mi cama no me quiero levantar, y los deberes en mi mente empiezan a rondar; malditos!! Aléjense de mi, déjenme quedarme un ratito más aquí.

Pero son tan insistentes, sabía que debía dejar de lado la responsabilidad, para quedarme tumbada en la cama, tal vez deba fingir enfermedad!

Pero de nuevo la conciencia que insiste en hacerme responsable, acaso no ve que afuera hace frío? Consciencia desconsiderada! Si me enfermo ella será la responsable!… un momento! El frío no es enemigo después de todo, si enfermo y estoy convaleciente, podré guardar reposo en mi cama con un tecito muy caliente!

Anuncios